Introducción

Igual que un ebanista utiliza distintas herramientas y técnicas para hacer un mueble, un autor habilidoso emplea herramientas y técnicas lingüísticas y narrativas para escribir un texto. Nosotros hemos organizado el trabajo del autor en dos categorías, Elementos narrativos y Recursos literarios. Usamos la expresión Elementos narrativos para describir aspectos relacionados con contar historias. El término Recursos literarios se refiere a herramientas lingüísticas específicas que pueden aparecer en cualquier género literario.

Nuestros Elementos narrativos son el escenario, la anticipación y la caracterización. Se pueden aplicar a la mayoría de los textos que cuentan una historia, de ficción o no-ficción, y tienden a estar muy relacionados con un hilo narrativo general. Aunque no nos centraremos en ellos, sí diremos que otros elementos narrativos son el tema, la trama, el conflicto y el punto de vista.

Nuestros Recursos literarios son los siguientes: aliteración, personificación, símil, metáfora, alusión, ironía y estructura paralela. Éstas son algunas de las técnicas que los autores utilizan para atribuir significado. Hay muchos otros recursos literarios, incluidos el eufemismo, la hipérbole y la onomatopeya.

Si quieres saber más sobre otros aspectos del oficio de autor que no tratamos en este proyecto, trata de investigar a través de la red. ¡El oficio de escribir ofrece posibilidades de aprendizaje infinitas!